jueves, 1 de enero de 2009

VISION CIEGA: EL SEXTO SENTIDO DE ALGUNOS INVIDENTES

Feliz año a todos, os deseo lo mejor para el año 2009 y, por supuesto, no olvidéis vuestra revisión anual a vuestro óptico de confianza jajaja.

Para empezar el año con una curiosidad, he encontrado una noticia muy interesante sobre "visión ciega", la cual explican muy bien en este enlace: (vía optinoticias)

Un sexto sentido permite a algunos invidentes esquivar obstáculos.


Como bien dice en la noticia:
Los expertos definen la visión ciega como el fenómeno que permite a un tipo particular de invidentes responder a ciertos estímulos visuales sin percepción consciente.
¿Y esto como puede ser? Ya he reiterado alguna vez que la verdadera visión se produce en el cerebro. El ojo es, por así decirlo, el instrumento que utiliza el cerebro para ver. La ceguera puede ser tanto por fallo de los ojos, de las vías ópticas (las cuales voy a explicar a continuación) que son por así decirlo los cables que transmiten la información, o fallo del cerebro. En ese caso la información llega al cerebro a su destino, pero éste no sabe interpretarlo. Aquí un esquema de las vías visuales, las explico abajo:

Camino de las vías visuales, desde los ojos hasta el cerebro (1)

Como podéis ver en el dibujo, desde los ojos salen los nervios ópticos, que se cruzan en el quiasma óptico (es la parte en que los nervios ópticos hacen como una equis. En esta parte las fibras de la zona temporal y nasal de ambos ojos se entrecruzan (las imagenes del ojo derecho van a la zona izquierda) y parte de estas fibras paran en el hipotálamo y en otras regiones cerebrales, las cuales controlan importantes movimientos oculares como parpadeos o movimientos sacádicos.

Estas fibras que salen del quiasma (que ahora se llama cintilla óptica) hacen su parada en el cerebro en el cuerpo geniculado lateral (los dos "guisantes" morados a los lados del centro del cerebro) donde hacen sinapsis y algunas fibras continúan a través de las radiaciones ópticas (que aquí salen en azul) hasta la corteza visual primaria, situada en la zona occipital del cerebro.

Otras fibras de las que salen del cuerpo geniculado lateral van a través del brachium al tubérculo cuadrigémino superior (los dos guisantitos azules del centro del ojo). En esta "centralita" del cerebro se recibe información del oído, olfato y tacto, y se hayan en relación con movimientos de cabeza y de los ojos para buscar un objeto y de otros tipos de movimientos relacionados con la visión (como girar adecuadamente la cabeza al oir un rudio detras de nosotros y podamos buscarlo)

Como se puede observar en este repaso por las vías visuales, la información de los ojos para en muchos sitios del cerebro, es verdad que en la corteza visual primaria es donde se hace casi todo el proceso de visión, pero es posible que esta visión ciega sea debida a esas "paradas" previas en los diferentes puntos cerebrales ya nombrados, presumiblemente en los tubérculos cuadrigéminos y en los cuerpos geniculados.

En el artículo se dice que es una visión alternativa que nacería de las interpretaciones que podría hacer el cerebro de esas otras zonas, algo así como cuando tratamos de adivinar de quien es una cara sólo con verle un ojo o un trozo de boca. Como parece que es un vestigio evolutivo de los primates seguramente pertenecerá a las partes del cerebro de evolución más antigua (las partes internas) las cuales estan relacionadas con otros sentidos y otros procesos como la memoria visual e incluso la interpretación emocional de las imágenes. No es de extrañar que se le llame sexto sentido porque tiene bastante más de intuición que de certeza.

Es un tema muy interesante porque es en ese proceso cerebral donde aún nos queda mucho por aprender de la visión. En próximas entradas hablaré un poco de cuando el cerebro "confunde" los sentidos, las sinestesias. E introduciré otra más de historia. Hasta que encuentre otro hueco, un saludo a todos.

(1) Imagen de: Neurocience: Dale Purves, David Fitzpatrick, George J Augustine, Lawrence C. Katz, S. Mark Williams, James O. McNamara, Anthony-Samuel Lamantia, Sinauer. 2ª edición. (versión online)